Bootleg: David & The Dorks – The Matrix, San Francisco, 12/15/1970

García Crosby

Esta semana se cumplen 45 años de una alineación de astros insólita en la historia del rock and roll. Durante tres noches en el club The Matrix de San Francisco los días 15, 16 y 17 de diciembre de 1970, Jerry García, Phil Lesh y Mickey Hart de los Grateful Dead se unieron a David Crosby para presentar en directo algunas de las canciones del primer disco en solitario del ex-Byrd, el mercurial If I Could Only Remember My Name.

Sigue leyendo

Top 5 – The Allman Brothers Band

NEW YORK, NY - MARCH 09: Derek Trucks and Warren Haynes perform at the Beacon Theatre on March 9, 2012 in New York City. (Photo by Cory Schwartz/Getty Images)

Los Allman Brothers, la mayor institución de la historia del rock sureño, se despidieron el pasado 28 de octubre de 2014 tras 45 años de trayectoria con un apoteósico último concierto en el neoyorquino Beacon Theatre (del que dimos buena cuenta y compartimos en Shakin’ Street) y desde entonces sus siete miembros han seguido caminos separados.

Acaba de cumplirse el primer aniversario de este sublime aunque trágico final y me parece un buen momento para homenajear a la última formación de la banda, que existió entre 2001 y 2014 liderada por los miembros originales Gregg Allman, Jaimoe y Butch Trucks acompañados de los guitarristas Warren Haynes y Derek Trucks, el bajista Oteil Brubridge y el percusionista Marc Quiñones. Este septeto grabó el maravilloso Hittin’ The Note de 2003 (probablemente el mejor disco que ninguna banda clásica de los sesenta y setenta haya editado en el siglo XXI) y ofreció centenares de conciertos antológicos que les llevaron a convertirse, al menos en mi opinión, en la mejor encarnación de los Allman Brothers desde el sexteto original.

Sigue leyendo

Nueva temporada en Shakin’ Street

Jerry, David, Phil, Neil

Se acaba el verano y arranca una nueva temporada en Shakin’ Street; un segundo año en el que intentaremos seguir proporcionando contenidos de calidad y hacerlo con mayor regularidad si las ataduras del mundo real nos lo permiten.

Además, a partir de ahora también podéis seguir el blog a través de nuestra página de Facebook, en la que anunciaremos todas las publicaciones y que además contará con contenidos exclusivos:

https://www.facebook.com/shakinstreetblog

De momento os dejamos con esta genial instantánea de Jerry García, David Crosby, Phil Lesh y Neil Young en plena jam durante las sesiones de grabación del maravilloso primer disco en solitario de Crosby If I Could Only Remember My Name en los estudios de Wally Heider en San Francisco en 1970, pero estad atentos porque tenemos mucho material preparado para esta nueva temporada.

CSNY 1974: The Doom Tour

Stage

Es una tarde cualquiera de primeros de julio en San Francisco. Está siendo un verano especialmente caluroso en el norte de California y el país entero se encuentra pegado a las pantallas de sus televisores siguiendo el escándalo de Watergate. Pero en una oficina en concreto de la ciudad de la Bahía el televisor está desconectado y varios hombres se concentran en torno a una mesa dedicados concienzudamente a un trabajo bien delicado. Su cometido es claro: abrir paquetes de Marlboro, sacar los cigarrillos de uno en uno, extraerles todo el tabaco, rellenarlos de nuevo con marihuana de la mejor calidad, volver a introducirlos en el paquete y sellarlo para que parezca que nunca ha sido abierto. En el extremo opuesto de la mesa la otra mitad de los hombres se dedican a rellenar cápsulas de vitamina C con cocaína para después meterlas de nuevo en sus respectivos botes. Crosby, Stills, Nash & Young están a punto de lanzarse a la carretera y sus empleados trabajan a destajo para ultimar los preparativos. La gran caravana de egos y excesos vuelve a ponerse en marcha y sus protagonistas no quieren que el más mínimo incidente al pasar por aduanas arruine la diversión.

Sigue leyendo

Por fin se edita “CSNY 1974”

Cover

Tras años especulando con la posibilidad de editar una caja dedicada a su mastodóntica gira de 1974, hace unos días Crosby, Stills, Nash & Young finalmente anunciaron que el esperado box-set estará disponible el próximo 8 de Julio. Graham Nash asegura que los retrasos se han debido al empeño de Neil Young por ofrecer un producto con la mejor calidad de sonido posible, aunque también ha habido lugar para las célebres desavenencias entre los cuatro musicos ya que, en un entrevista para Rolling Stone el verano pasado, David Crosby aseguró que no conseguían ponerse de acuerdo ni en el nombre para el disco.

Finalmente, el sobriamente titulado CSNY 1974 se compondrá de tres cd’s que recogerán 40 canciones tomadas de varios de los 31 conciertos de la gira, además de un dvd y un jugoso libro de 188 páginas lleno de fotos inéditas. También se publicará una edición especial de 1000 copias numeradas con 6 vinilos de 180 gramos dentro de una caja de madera que cuesta la friolera de 500 dólares. Podéis encontrar todos los detalles del box-set y las distintas ediciones en la página web del cuarteto.

La gira de 1974 señaló la primera vez que Crosby, Stills, Nash & Young se subían a un escenario juntos desde 1970 y encontró al cuarteto (acompañados de Tim Drummond al bajo, Russ Kunkel a la batería y el persusionista Joe Lala) ofreciendo mastodónticos recitales de cuatro horas en los que desgranaban desde los temas clásicos de sus dos primeros discos y sus trabajos en solitario hasta rarezas y temas de reciente factura (caso, por ejemplo, de “Pushed It Over the End”, una de las canciones más desgarradoras de Young que hasta ahora nunca se había editado de manera oficial). Como ha explicado Crosby, por aquel entonces, con los Beatles separados y los Rolling Stones en período de transición, CSNY eran la banda más grande del mundo, y reventaban estadios noche tras noche en una maratón de drogas, egos y groupies que, como era de esperar, no terminó del todo bien. El anticipado nuevo disco de estudio que estaban preparando, Human Highway, fue abortado y los cuatro no volverían a subirse juntos a un escenario hasta 11 años después, con motivo del Live Aid.

Pero las adicciones y los roces personales no bastaron para eclipsar esa legendaria química que surgía de la tensión cuando los cuatro estaban juntos en escena, y este CSNY 1974 promete ser uno de los mejores lanzamientos de archivo del año, con sobrecogedoras lecturas de “Almost Cut my Hair”, “Suite: Judy Blue Eyes”, “Don’t Be Denied” o “Inmigration Man”. Echando un vistazo al tracklist solamente sorprende la ausencia de “Carry On”, de la que os adjuntamos el vídeo de la frenética versión del concierto en Wembley que cerró la gira, con Stills y Young soleando desbocados; además del hecho de que el dvd sólo incluya ocho canciones. Pero esto se queda en un pequeño detalle al observar el desbordante listado de temas, más que suficiente para tenernos en ascuas durante el próximo mes y medio. En Shakin’ Street prometemos un detallado artículo desentrañando los contenidos de la caja y los entresijos de la accidentada gira de 1974 en cuanto el artefacto caiga en nuestras manos.

Neil Young, Live at the Cellar Door 1970

neil-cellar-door

Este mes sale a la venta el nuevo lanzamiento de los “archive performance series” de Neil Young, compuesto por trece temas recopilados de los seis conciertos en solitario que el cantante canadiense ofreció a lo largo de tres noches entre finales de noviembre y principios de diciembre de 1970 en el club The Cellar Door de Washington D.C. Las grabaciones ofrecen una visión cautivadoramente íntima del artista en un momento de incertidumbre en su trayectoria, pocos meses después de la disolución de Crosby, Stills, Nash & Young y a las puertas del éxito masivo de su carrera en solitario que llegaría el año siguiente. A lo largo de 45 minutos, Young recupera canciones antiguas y presenta composiciones nuevas en un ambiente cercano y familiar, ante un público de apenas 200 personas, mostrándose sincero y natural. Solo, sin otros músicos en los que apoyarse y escudado únicamente por su guitarra acústica Martin y su piano Steinway, sin saber aún muy bien qué le deparará el futuro y en mitad de la encrucijada personal, musical y social que supone el fin de la era hippie, resulta fascinante ser testigo de la honestidad, el talento y la fragilidad de un Neil Young con 25 años recién cumplidos.

Sigue leyendo