Por fin se edita “CSNY 1974”

Cover

Tras años especulando con la posibilidad de editar una caja dedicada a su mastodóntica gira de 1974, hace unos días Crosby, Stills, Nash & Young finalmente anunciaron que el esperado box-set estará disponible el próximo 8 de Julio. Graham Nash asegura que los retrasos se han debido al empeño de Neil Young por ofrecer un producto con la mejor calidad de sonido posible, aunque también ha habido lugar para las célebres desavenencias entre los cuatro musicos ya que, en un entrevista para Rolling Stone el verano pasado, David Crosby aseguró que no conseguían ponerse de acuerdo ni en el nombre para el disco.

Finalmente, el sobriamente titulado CSNY 1974 se compondrá de tres cd’s que recogerán 40 canciones tomadas de varios de los 31 conciertos de la gira, además de un dvd y un jugoso libro de 188 páginas lleno de fotos inéditas. También se publicará una edición especial de 1000 copias numeradas con 6 vinilos de 180 gramos dentro de una caja de madera que cuesta la friolera de 500 dólares. Podéis encontrar todos los detalles del box-set y las distintas ediciones en la página web del cuarteto.

La gira de 1974 señaló la primera vez que Crosby, Stills, Nash & Young se subían a un escenario juntos desde 1970 y encontró al cuarteto (acompañados de Tim Drummond al bajo, Russ Kunkel a la batería y el persusionista Joe Lala) ofreciendo mastodónticos recitales de cuatro horas en los que desgranaban desde los temas clásicos de sus dos primeros discos y sus trabajos en solitario hasta rarezas y temas de reciente factura (caso, por ejemplo, de “Pushed It Over the End”, una de las canciones más desgarradoras de Young que hasta ahora nunca se había editado de manera oficial). Como ha explicado Crosby, por aquel entonces, con los Beatles separados y los Rolling Stones en período de transición, CSNY eran la banda más grande del mundo, y reventaban estadios noche tras noche en una maratón de drogas, egos y groupies que, como era de esperar, no terminó del todo bien. El anticipado nuevo disco de estudio que estaban preparando, Human Highway, fue abortado y los cuatro no volverían a subirse juntos a un escenario hasta 11 años después, con motivo del Live Aid.

Pero las adicciones y los roces personales no bastaron para eclipsar esa legendaria química que surgía de la tensión cuando los cuatro estaban juntos en escena, y este CSNY 1974 promete ser uno de los mejores lanzamientos de archivo del año, con sobrecogedoras lecturas de “Almost Cut my Hair”, “Suite: Judy Blue Eyes”, “Don’t Be Denied” o “Inmigration Man”. Echando un vistazo al tracklist solamente sorprende la ausencia de “Carry On”, de la que os adjuntamos el vídeo de la frenética versión del concierto en Wembley que cerró la gira, con Stills y Young soleando desbocados; además del hecho de que el dvd sólo incluya ocho canciones. Pero esto se queda en un pequeño detalle al observar el desbordante listado de temas, más que suficiente para tenernos en ascuas durante el próximo mes y medio. En Shakin’ Street prometemos un detallado artículo desentrañando los contenidos de la caja y los entresijos de la accidentada gira de 1974 en cuanto el artefacto caiga en nuestras manos.

Anuncios

Marc Ford en El Sol: crónica y entrevista exclusiva

Marc Elijah 2

Tendría unos 15 años cuando ví aquel vídeo por primera vez y aún recuerdo el impacto que me causó. La banda sale a escena y se dispone a acribillar al público con un repertorio compuesto por lo mejor de sus dos primeros discos, pero lo que más me impresionó entonces no fue tanto el sonido del grupo, con el que ya estaba familiarizado, como su imagen. Esas ropas que parecían recuperadas del armario de los Humble Pie en el ‘71, esa seguridad absoluta bordeando la chulería que en ningún momento parecía impostada ni llegaba a caer en la altanería y, en definitiva, ese saber hacer que denota haber nacido para estar sobre un escenario que había venerado al contemplar embobado una y otra vez a Led Zeppelin reinando en el Madison Square Garden en The Song Remains The Same o a los Stones del ‘72 quemando América en la por entonces inencontrable Ladies and Gentlemen The Rolling Stones, de la que conseguí una copia pirata en un mercadillo de Londres.

La principal diferencia es que entre esos dos conciertos y este pasaban veinte años, un tiempo durante el que la grandeza del rock clásico de los setenta había sido dada por muerta y enterrada. Y sin embargo aquí había una banda que recuperaba todo lo mejor de aquella época, seis tipos que parecían haber aterrizado en el escenario en una máquina del tiempo procedente de 1973 para traer toda esa clase y ese esplendor de vuelta. Y de entre todos ellos el que más me llamó la atención no fue el espigado y narigudo cantante cubierto de fulares, ni el guitarrista de pantalones a rayas y camiseta de Aerosmith que apenas parecía tener la mayoría de edad, o el bajista con su pinta de elegante matón de barrio, sino el sobrio guitarrista con patillas de proporciones Neil Young-escas y un cigarro perpetuamente soldado a los labios que sacaba magia de su Les Paul en cada tema.

Esa banda eran los Black Crowes, el vídeo correspondía a su actuación en la sala Zeleste de Barcelona en 1992 y el guitarrista de la Les Paul y el cigarro no era otro que Marc Ford.

Sigue leyendo

¿Cuál es tu rollo? 41. Peralta

El pasado 12 de abril en la sala Wurlitzer Ballroom el grupo Peralta presentó su primer LP Time, Purpose & Gold. Antes del concierto pudimos charlar un rato con Juancho López (bajo), Pablo González (batería), Marcos Montoto (guitarra) y Ángel Kaplan (guitarra), cuatro músicos de nuestro país con una larga trayectoria. Si quieres saber lo que nos contaron, ¡dale al play!

http://www.ivoox.com/cual-es-tu-rollo-peralta_md_3114574_1.mp3″ Ir a descargar

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Chris Robinson Brotherhood, Phosphorescent Harvest

CRBPHCoverstk

A veces nos creamos unas expectativas tan altas de cara a un disco que es imposible no decepcionarnos cuando finalmente lo escuchamos, y esto es lo que me ha ocurrido con el nuevo trabajo de Chris Robinson Brotherhood, Phosphorescent Harvest.

Han pasado ya casi dos años desde que su primer disco Big Moon Ritual se convirtiera en uno de los lanzamientos que más me han conmovido de los últimos tiempos. Durante lustros los Black Crowes han sido uno de mis grupos favoritos, pero fue con los Brotherhood que el cantante Chris Robinson finalmente protagonizó un salto de cabeza y sin red a los abismos psicodélicos que su banda madre únicamente había explorado ocasionalmente. CRB practican esa música cósmica americana que supone mi mayor debilidad, un sonido luminosamente ácido y expansivo a la vez que firmemente arraigado en la tradición estadounidense que traza la línea desde Robert Johnson hasta Gram Parsons pasando por Hank Williams, Frank Zappa y Jerry García.

Este sonido cautivadoramente psicodélico y relajado coloreaba los surcos de sus dos primeros discos de estudio, alcanzando su máxima expresión en el majestuoso cuádruple directo Betty’s S.F. Blends (del que ya dimos cuenta aquí) y es lo que esperaba encontrar una vez más en Phosphorescent Harvest, a pesar de las advertencias de un Chris Robinson que a finales de 2013 anunció que sería un disco más directo y convencional, con canciones menos largas, que sus antecesores. Tras cuatro meses perdiéndome en las kaleidoscópicas interpretaciones de Betty’s S.F. Blends y soñando con una nueva colección de resplandecientes y distendidas jams con aroma a incienso, la esperada primera escucha del nuevo disco inevitablemente me produjo un sentimiento de decepción, ya que lo que ofrece este Phosphorescent Harvest es algo bastante distinto.

Sigue leyendo