Chris Robinson Brotherhood – Betty’s Self-Rising Southern Blends, Vol. 3

bettys-blends-volume-3-cover

El próximo 5 de mayo Chris Robinson Brotherhood ponen a la venta Betty’s Self-Rising Southern Blendsla tercera entrega de sus aventuras en directo grabadas y mezcladas por Betty Cantor-Jackson, la legendaria ingeniera de sonido de los Grateful Dead.

Sigue leyendo

Chris Robinson Brotherhood – Sala But, Madrid, 10/3/2016

Olivia 1

Hace ya camino de cuatro años que Big Moon Ritual, excelsa declaración de intenciones de Chris Robinson Brotherhood en formato de doble LP, cayó en mis manos. Desde entonces, la hermandad del otrora cantante de los Black Crowes (para un servidor probablemente la última gran banda clásica de la historia del rock and roll) se convirtió en mi grupo actual de cabecera y verles en directo pasó a ser una de mis principales prioridades vitales.

Con los Brotherhood, el mayor de los Robinson rebajó los decibelios de su banda madre y, amparado por sospechosos habituales como su compañero en los Crowes Adam MacDougall, el bajista de los Burning Tree de Marc Ford Muddy Dutton y el enorme Neal Casal, se zambulló de lleno en el sonido cósmico americano; ese que bebe a partes iguales de Buck Owens, Sun Ra, Jerry García y George Clinton.

En Shakin’ Street hemos seguido de cerca las aventuras en directo de Chris y sus compinches, fieles adeptos a la filosofía jam band de pantagruélicos conciertos caracterizados por imprevisibles excursiones improvisativas y repertorios radicalmente distintos cada noche, y no pudimos sino sentir un escalofrío cuando, hace unos meses, se confirmó que, finalmente, la caravana psicodélica de CRB recalaría en Madrid el 10 de marzo dentro del marco de su primera gira europea.

Sigue leyendo

Bootleg – Chris Robinson Brotherhood: 31/12/2015, Cervantes Masterpiece Ballroom, Denver, CO

2015_12_31 Denver, CO

Tras un par de años soñando con poder verles en directo, la semana que viene por fin tendremos por estas tierras a una de nuestras bandas actuales favoritas: Chris Robinson Brotherhood. Para ir abriendo boca de cara a esa inminente gira española os ofrecemos el concierto que el grupo liderado por el cantante de los Black Crowes ofreció la pasada Nochevieja en el Cervantes Masterpiece Ballroom de Denver, Colorado. Un espectacular show de tres sets con más de tres horas de ese característico sonido de americana cósmica que Robinson recientemente describió como “lo que ocurriría si Buck Owens y los Buckaroos se mezclaran con Daevid Allen y Gong“.

Sigue leyendo

Bootleg: The Black Crowes – Hammerstein Ballroom, Nueva York, 26/3/2005

Chris Rich 25
Esta semana se cumplen diez años de la residencia de los Black Crowes en el Hammerstein Ballroom de Nueva York, que supuso su regreso a los escenarios después de más de tres años de separación. Estos siete conciertos también marcaron el regreso del guitarrista Marc Ford a la formación y sirvieron para consolidar definitivamente a los Crowes como una de las mejores bandas ya no sólo de las últimas décadas sino de la historia del rock and roll.

Sigue leyendo

Bootleg: Rich Robinson – Duling Hall, Jackson, Mississippi, 11/12/2014

Rich Robinson

En Shakin’ Street le hemos dedicado una amplia cobertura a las andanzas de Chris Robinson pero nunca hemos hablado de la carrera en solitario de su hermano y co-líder de los Black Crowes, Rich Robinson. Es cierto que las exploraciones psicodélicas de Chris Robinson Brotherhood se acercan más a nuestros gustos, pero el ya no tan joven Rich también ha publicado algunos trabajos muy interesantes siguiendo una línea más clásica y menos expansiva que su hermano, el último de ellos el notable The Ceaseless Light de este mismo año.

El guitarrista ha pasado la mayor parte de 2014 actuando junto a su Rich Robinson Band por Estados Unidos y Europa para promocionar este nuevo disco, aunque también ha sacado tiempo para participar en la gira Experience Hendrix, que bajo la batuta del bajista Billy Cox reúne a grandes nombres de las seis cuerdas como Robby Krieger de los Doors, Brad Whitford de Aerosmith o Buddy Guy para rendir tributo al genio de Seattle. Para despedir el año, Rich se ha embarcado en un pequeño tour de seis conciertos en los que se ha acompañado únicamente de su guitarra acústica.

Aquí tenéis una grabación de la tercera noche en Jackson, Mississippi, con una calidad de sonido perfecta. La primera parte del set se basa en temas de The Ceaseless Light con un par de concesiones a su anterior álbum, Through A Crooked Sun, de 2011, antes de que Rich anuncie a un invitado de lujo: ni más ni menos que Luther Dickinson, quien fuera guitarrista de los Black Crowes en sus dos últimos discos de estudio, Warpaint y el sublime Before The Frost…Until The Freeze. Juntos interpretan algunas versiones, destacando preciosas lecturas de “Kind Woman” de Buffalo Springfield y “No Expectations” de los Rolling Stones, antes de lanzarse a repasar algunos temas de su antigua banda. La instrumental “Sunday Night Buttermilk Waltz” da paso a dos clásicos del que es probablemente el disco más infravalorado de los Cuervos, Three Snakes & One Charm: “Bring On, Bring On” y “How Much For Your Wings”, y el concierto llega a su fin con la delicada “What Is Home”, que el propio Rich cantaba en Before The Frost. El dúo regresa al escenario para una inspirada lectura de la inmortal “Wiser Time” y Rich, de nuevo en solitario, despide la noche con “One Road Hill” de su último trabajo. Un concierto perfecto para poner banda sonora a una fría tarde de invierno.

Disfruten.

Marc Ford en El Sol: crónica y entrevista exclusiva

Marc Elijah 2

Tendría unos 15 años cuando ví aquel vídeo por primera vez y aún recuerdo el impacto que me causó. La banda sale a escena y se dispone a acribillar al público con un repertorio compuesto por lo mejor de sus dos primeros discos, pero lo que más me impresionó entonces no fue tanto el sonido del grupo, con el que ya estaba familiarizado, como su imagen. Esas ropas que parecían recuperadas del armario de los Humble Pie en el ‘71, esa seguridad absoluta bordeando la chulería que en ningún momento parecía impostada ni llegaba a caer en la altanería y, en definitiva, ese saber hacer que denota haber nacido para estar sobre un escenario que había venerado al contemplar embobado una y otra vez a Led Zeppelin reinando en el Madison Square Garden en The Song Remains The Same o a los Stones del ‘72 quemando América en la por entonces inencontrable Ladies and Gentlemen The Rolling Stones, de la que conseguí una copia pirata en un mercadillo de Londres.

La principal diferencia es que entre esos dos conciertos y este pasaban veinte años, un tiempo durante el que la grandeza del rock clásico de los setenta había sido dada por muerta y enterrada. Y sin embargo aquí había una banda que recuperaba todo lo mejor de aquella época, seis tipos que parecían haber aterrizado en el escenario en una máquina del tiempo procedente de 1973 para traer toda esa clase y ese esplendor de vuelta. Y de entre todos ellos el que más me llamó la atención no fue el espigado y narigudo cantante cubierto de fulares, ni el guitarrista de pantalones a rayas y camiseta de Aerosmith que apenas parecía tener la mayoría de edad, o el bajista con su pinta de elegante matón de barrio, sino el sobrio guitarrista con patillas de proporciones Neil Young-escas y un cigarro perpetuamente soldado a los labios que sacaba magia de su Les Paul en cada tema.

Esa banda eran los Black Crowes, el vídeo correspondía a su actuación en la sala Zeleste de Barcelona en 1992 y el guitarrista de la Les Paul y el cigarro no era otro que Marc Ford.

Sigue leyendo