The Grateful Dead – Shake’s Picks 22: 10/28/1979, Cape Cod Coliseum, South Yarmouth, MA

front-2

 

Bienvenidos a un nuevo volumen de Shake’s PicksEn esta ocasión vamos a volver a visitar una de esas épocas que no se suelen nombrar al pensar en los mejores momentos de los Grateful Dead en directo pero que para un servidor supone un momento realmente álgido dentro de su dilatada trayectoria. Me refiero a los últimos meses de 1979, coincidiendo con la incorporación del teclista Brent Mydland a la banda.

Sigue leyendo

The Grateful Dead – Shake’s Picks 19: 7/13/1984, Greek Theater, Berkeley, CA

Cover

Bienvenidos al décimo noveno volumen de Shake’s Picks. Estamos en pleno verano y eso quiere decir que una vez más ha llegado la hora de volver a sumergirnos en la epopeya psicodélica por excelencia de los Grateful Dead: “Dark Star”.

El teclista Tom Constanten dijo en una ocasión que “Dark Star” nunca empieza ni termina, que está sonando siempre en algún confín del universo y los Grateful Dead simplemente se conectan a su flujo. El verano pasado compartimos sendas versiones de dos de los años más emblemáticos para “Dark Star”: 1972 y 1969, pero en esta ocasión vamos a visitar una de las únicas ocasiones en que los Dead sincronizaron su espiral espacio-temporal con esta corriente eterna de la estrella oscura durante la década de los ochenta: el 13 de julio de 1984 en el Greek Theater de la Universidad de California en Berkeley.

Sigue leyendo

The Grateful Dead – Shake’s Picks 9: Holleder Memorial Stadium, Rochester, New York, 9/1/1979

Front Right

Bienvenidos a la novena entrega de Shake’s Picks. En el anterior volumen compartimos una excelsa versión de “Dark Star” registrada el 3 de agosto de 1969 en el Family Dog de San Francisco y este mes vamos a viajar 10 años adelante en el tiempo para visitar un tiempo que a menudo se pasa por alto al hablar de las mejores épocas de los Grateful Dead pero que sin embargo atesora innumerables conciertos brillantes. Abrochaos los cinturones porque estamos a punto de aterrizar en el Holleder Memorial Stadium de Rochester el 1 de septiembre de 1979 para escuchar una de las mejores versiones de “Scarlet Begonias > Fire On The Mountain” que oiréis jamás.

Sigue leyendo

Franklins Of The World – Fare Thee Well Set Break Music

Franklins Of The World

El ingeniero de sonido JP Hesser, Neal Casal, Dan Horne, una amiga de la banda, Adam MacDougall y Mark Levy

Ya ha pasado una semana de los conciertos de los Grateful Dead en Chicago y, aunque aún seguimos en una nube, es hora de empezar a hacer balance. Uno de los puntos álgidos más inesperados de este Fare Thee Well ha sido sin duda la música que ha sonado en los (excesivamente largos, todo sea dicho) recesos entre sets. Cada una de las cinco noches la banda se tomó una hora de descanso que fue amenizada por una serie de montajes visuales con imágenes de archivo y fotografías de todas las épocas de los Dead recopiladas por Justin Kreutzmann, el hijo cineasta del batería Bill Kreutzmann. La banda sonora de estos montajes fue una serie de sugerentes jams instrumentales con una marcada vena Grateful Dead que nos ocasionaron numerosos quebraderos de cabeza durante los dos primeros conciertos en Santa Clara.

Sigue leyendo

“Saint Steveeeeen!!!”

StStephenIconForWeb

La fecha es el lunes 10 de diciembre de 1983. Estamos en Madison Square Garden. Es el primero de dos conciertos que los Grateful Dead van a dar en el mítico recinto neoyorquino y la banda está a medio camino del segundo set de la noche. Después del habitual solo de batería el grupo se ha lanzado, como de costumbre, a la cacofónica exploración sónica que sus fans denominan “Space”. Algo más de diez minutos después del comienzo del tema, la banda rebaja el nivel de intensidad y Jerry García se da la vuelta y se dirige a la zona donde están sus amplificadores. Tras unos breves ajustes a su sonido, el guitarrista toca la misma nota dos veces seguidas. El auditorio enmudece. García se da la vuelta para encarar al público, sonríe, y continúa dibujando una melodía serpenteante muy familiar. Antes incluso de que el resto de la banda le siga, el tejado del Garden parece a punto de saltar por los aires ante la insólita explosión de júbilo de los miles de deadheads allí congregados. “Saint Stephen” ha vuelto.

Sigue leyendo

The Grateful Dead, Dave’s Picks vol. 8

Grateful_Dead_-_Dave's_Picks_Volume_8

A principios de este mes salió a la venta el octavo volumen de la serie cuatrimestral de lanzamientos de archivo de los Grateful Dead Dave’s Picks, que en esta ocasión recoge el concierto completo del 30 de noviembre de 1980 en el mítico Fox Theatre de Atlanta, Georgia, a lo largo de tres cd’s con una preciosa portada a cargo de Timothy Truman.

Personamente me considero un enamorado de la música de los Grateful Dead, rayando lo obsesivo en determinadas épocas, pero la década de los ochenta siempre ha sido el período de su carrera que menos me ha atraído. La marcha de Keith y Donna Godcheaux a principios de 1979 y su sustitución por Brent Mydland pone fin a la que para mí es la época clásica de la banda y marca un giro en su música que nunca terminó de convencerme. Las texturas del teclado de Mydland siempre me parecieron más artificiales, demasiado ancladas a su época, que el sonido acústico del piano de Keith, y opino que la calidez jazzística de los Dead de los setenta ha envejecido mucho mejor que el sonido más procesado de las guitarras y teclados que la banda exhibía en los ochenta.

Esta década fue un período extraño para los Grateful Dead: por un lado se trata de la época de mayor éxito para la banda. Es en los ochenta cuando el fenómeno deadhead realmente alcanza su cima y miles de personas a lo largo de Estados Unidos deciden vivir al margen de la sociedad, siguiendo a la banda a través del país concierto tras concierto en lo que Jerry García denominó “la última gran aventura americana.” La popularidad creciente de los Dead como única banda de la era psicodélica que se mantenía en activo con su esencia inalterada culminó en el éxito del single “Touch of Grey, que alcanzó el número uno de las listas de éxitos norteamericanas en el verano de 1987, proporcionando a la banda una nueva generación de fans y garantizando una popularidad aún mayor para los años venideros.

Sigue leyendo