Gregg Allman, 1947-2017

Anuncios

Top 5 – Lee Morgan

Lee Morgan 2

Hoy se cumplen 44 años de la muerte del trompetista Lee Morgan, que fue asesinado de un disparo por su propia esposa en el célebre club neoyorquino Slug’s Saloon la madrugada del 19 de febrero de 1972. Morgan se encontraba actuando en Slug’s con su banda y tuvo una fuerte discusión con su mujer entre sets que llevó a esta a dispararle cuando estaba sobre el escenario. La herida no fue fatal pero una tormenta de nieve que asolaba la ciudad provocó que la ambulancia tardara más de lo normal en llegar al local y Lee acabó por morir desangrado. Tan solo tenía 33 años.

Así se truncó la carrera de uno de los trompetistas más prometedores de su generación, probablemente el más importante de los años sesenta junto con Freddie Hubbard. A lo largo de los apenas 15 años que estuvo en activo, Morgan grabó unos 30 LP’s como líder y colaboró en infinidad de álbumes clásicos de gente como Dizzy Gillespie, Wayne Shorter, Art Blakey, Elvin Jones, Andrew Hill, Larry Young o Hank Mobley (unas cifras que dejan en el más absoluto de los ridículos a los grupos de rock actuales, que tardan años y años en completar un disco de estudio).

Nunca sabremos hasta dónde habría llevado su música de no haber perdido la vida aquella trágica madrugada de hace 44 años, pero he aquí 5 discos brillantes en los que la trompeta de Lee Morgan dejó su impecable y poderosa estampa para toda la eternidad.

Sigue leyendo

Top 5 – David Bowie

1976: David Bowie poses for an RCA publicity shot in 1976. (Photo by Michael Ochs Archives/Getty Images)

Ha pasado más de una semana de su fallecimiento y la noción de que David Bowie ya no está entre nosotros me sigue pareciendo igual de impactante. Como no podía ser de otra manera, desde que saltó la noticia no han dejado de multiplicarse los panegíricos al artista caído y, como también suele ocurrir en estos casos, de repente aparecen fans hasta debajo de las piedras; gente que repentinamente se destapan como auténticos fanáticos incondicionales de todo lo relacionado con Bowie. No es mi caso. Me considero un enamorado de una época muy concreta de su carrera (la que abarca los años 1970-1973) y pienso que toda su producción de los años setenta constituye uno de los corpus artísticos más interesantes de esa década, pero mi interés se disipa completamente una vez llegan los ochenta y he de admitir que, salvo contadas excepciones, desconozco totalmente su música de los últimos 35 años y tampoco tengo una excesiva inquietud por ponerle remedio.

Sin embargo, no me cabe ninguna duda de que su trabajo en los setenta es más que suficiente para considerar a David Bowie uno de los grandes nombres de la música del siglo XX, y es que tan solo en esa década facturó suficientes canciones brillantes como para tirarnos horas enumerando títulos. Sin embargo, a pesar de ello, parece ser que esa faceta se está dando por hecho o incluso relegando a un segundo plano en muchos de esos tributos que están aflorando por doquier en los últimos días. Que sí, que Bowie fue un artista camaleónico, un transgresor en lo sexual, un referente para el mundo de la moda… pero todo eso me parece totalmente secundario con respecto a su rol como cantante y compositor. David Bowie fue ante todo un hombre de música (como demuestra el hecho de que editara su último disco apenas un par de días antes de morir) y eso es para mí lo más importante y lo que realmente perdurará para siempre por encima de todo lo demás: sus canciones.

Sigue leyendo

Top 5 – Bob Johnston

Bob Johnston

Bob Dylan, Johnny Cash y Bob Johnston

Acaba de editarse el esperado duodécimo volumen de las Bootleg Series de Bob Dylan: The Cutting Edge, una caja de 18 cd’s que abre una fascinante ventana al proceso creativo de Zimmerman en el período entre 1965 y 1966, durante la grabación de la aclamada trilogía formada por Bringin’ It All Back Home, Highway 61 Revisited Blonde On BlondeSin duda, uno de los héroes ocultos de estos revolucionarios álbumes con los que el joven Dylan cambió el curso de la música popular para siempre fue el productor Bob Johnston, que estuvo tras los controles en las sesiones de Highway 61 y Blonde On Blonde.

La semana pasada se cumplieron tres meses de la muerte de Johnston a la edad de 83 años, un momento tan propicio como cualquier otro para homenajear a este gran hombre de música que fue la mano de derecha de muchos de los artistas más importantes de su época. Ahí va una lista de cinco grabaciones clásicas a las que Bob Johnston aportó su sutil aunque determinante impronta.

Sigue leyendo