CSNY 1974: The Doom Tour

Stage

Es una tarde cualquiera de primeros de julio en San Francisco. Está siendo un verano especialmente caluroso en el norte de California y el país entero se encuentra pegado a las pantallas de sus televisores siguiendo el escándalo de Watergate. Pero en una oficina en concreto de la ciudad de la Bahía el televisor está desconectado y varios hombres se concentran en torno a una mesa dedicados concienzudamente a un trabajo bien delicado. Su cometido es claro: abrir paquetes de Marlboro, sacar los cigarrillos de uno en uno, extraerles todo el tabaco, rellenarlos de nuevo con marihuana de la mejor calidad, volver a introducirlos en el paquete y sellarlo para que parezca que nunca ha sido abierto. En el extremo opuesto de la mesa la otra mitad de los hombres se dedican a rellenar cápsulas de vitamina C con cocaína para después meterlas de nuevo en sus respectivos botes. Crosby, Stills, Nash & Young están a punto de lanzarse a la carretera y sus empleados trabajan a destajo para ultimar los preparativos. La gran caravana de egos y excesos vuelve a ponerse en marcha y sus protagonistas no quieren que el más mínimo incidente al pasar por aduanas arruine la diversión.

Sigue leyendo

Los Grateful Dead editan Spring 1990 (The Other One)

Spring

Acaba de anunciarse la publicación de Spring 1990 (The Other One), segunda parte del cofre Spring 1990, aparecido en 2012. Mientras que su antecesor recogía 6 conciertos completos, el nuevo lanzamiento, disponible el próximo 9 de septiembre, constará de 8 shows repartidos a lo largo de 23 cd’s. Entre los 14 conciertos que comprenden los dos box sets y los dos que ya habían sido editados previamente en Dozin’ at the Knick y Terrapin Limited, la gira primaveral de 1990 se se convierte en el segundo tour de los Grateful Dead en editarse por completo de manera oficial después de la mítica gira europea de 1972, que se publicó en su totalidad en el lujoso maletín de 60 cd’s Europe ’72: The Complete Recordings en 2011.

La primavera de 1990 es probablemente la época más venerada de la última parte de la carrera de los Grateful Dead. Tras una década de los ochenta que se había caracterizado por constantes altibajos tanto en la calidad musical como en la salud de los miembros de la banda, en la que un concierto brillante podía ir seguido de uno poco inspirado o directamente mediocre, la constancia de la banda fue premiada en 1987 con un número uno a nivel nacional por el single “Touch of Grey”, que abrió su música a toda una nueva generación que encontró en el estilo de vida deadhead un modo de evasión de la dura realidad de la era Reagan. La gira primaveral de 1990 supuso la cima de estos “nuevos” Grateful Dead. Con energías renovadas por el merecido éxito, la banda celebró su 25 aniversario por todo lo alto con un tour que les vio recuperar por completo su legendaria química telepática sobre el escenario, completando una serie de conciertos con un nivel de consistencia, calidad y energía que no exhibían desde una década atrás. Varios miembros de la banda han asegurado que la música que crearon en esa gira es la única que puede llegar a compararse con sus años dorados en los sesenta y setenta. Tan solo tres meses después de completar el tour, el teclista Brent Mydland moriría de sobredosis. Jerry García se le uniría en 1995, y a pesar de que la banda siguió adelante durante esos cinco años ofreciendo conciertos de gran nivel, la primavera de 1990 sigue considerándose su última gran cima.

Los ocho conciertos de este Spring 1990 (The Other One) muestran a los Grateful Dead recuperando temas poco interpretados como “Crazy Fingers”, “Stagger Lee” o “Loose Lucy” (la primera versión desde 1974); estrenando canciones del que sería su último álbum de estudio, el mediocre Built To Last; y, por supuesto, dejándose llevar en imprevisibles improvisaciones a través de algunos de sus temas más emblemáticos como “Eyes of the World”, “The Other One”, “Playing in the Band” o “Wharf Rat”. Uno de los puntos álgidos del cofre sin duda es el concierto del 29 de marzo en el Nassau Coliseum, uno de los shows más aclamados de la última éoca de la banda debido a la presencia del saxofonista de jazz Branford Marsallis. En una reciente entrevista con el mítico David Fricke para Rolling Stone Marsallis, que por entonces no estaba apenas familiarizado con la música de los Dead y había sido invitado por el bajista Phil Lesh a unirse a ellos en un solo tema, recordaba así su experiencia aquella noche con la banda:

Llegué al camerino y Phil me dijo “hey tío, me alegro de que hayas podido venir”. Los demás estaban en plan “no tengo ni idea de quién eres pero encantado de conocerte”. Salí para tocar Bird Song al final del primer set y al terminar les dije “gracias por dejarme tocar con vosotros chicos” y ellos empezaron a decir “¡no no, quédate! ¡Toca también en la segunda parte del concierto! Podemos hacer Dark Star“. Eso no significaba nada par mí, me quedé como “¿Dark Star? Vale. ¿Qué es eso?” Y me dijeron “te va a encantar, es muy libre y sin estructura” Y yo “genial. Se me da bien tocar sin estructura” (risas). De repente tocaron ese lick inicial y el público se volvió completamente loco. Después empecé a recibir estas llamadas telefónicas de gente que me decía “tío, estuviste genial anoche. Gracias por conseguir que tocaran Dark Star. No la tocaban desde hace seis meses”. Y yo pensaba “¿quién es esta gente? (…) ¿Cómo habéis conseguido este número?” “Estamos por todos lados, tío. Pero no te preocupes, somos inofensivos.”

El box set (limitado a 9.000 copias) se completa con un libro de 144 páginas, réplicas de pases de backstage de los ocho conciertos y tres láminas con el precioso diseño de portada de Jessica Dessner. Y por supuesto, como es habitual con los Grateful Dead, presenta una calidad de sonido sobresaliente, con los conciertos grabados por el célebre ingeniero de sonido John Cutler y mezclados en los TRI Studios de Bob Weir. El show con Marsallis se editará también de manera independiente bajo el título Wake Up to Find Out.

Podéis encontrar toda la información y el tracklist en la página web de los Grateful Dead.