Hawkwind – Coded Languages: Live At Hammersmith Odeon, November 1982

Hawkwind Coded Languages

Uno de nuestros sellos de referencia, Esoteric Recordings, edita este mes el doble cd Coded Languages que recoge las grabaciones de Hawkwind en directo en el Hammersmith Odeon londinense en noviembre de 1982. A lo largo de los años, varios temas de estos conciertos han aparecido en distintos recopilatorios con un sonido bastante deficiente. Ahora, por primera vez, las grabaciones completas han sido remezcladas y reunidas en un único volumen.

Mucha gente opina que la mejor etapa de Hawkwind llegó a su fin a mediados de los setenta con su salida del sello United Artists y la expulsión de Lemmy, menospreciando por sistema todo lo que vino después como un mediocre epílogo a esa primera era dorada. Lo cierto es que, de la mano del guitarrista Dave Brock y el mesiánico cantante Robert Calvert, Hawkwind grabaron alguna de la música más original y perdurable de toda su carrera durante la segunda mitad de la década. Fueron años en los que la banda incorporó elementos del punk, la new wave, la proto electrónica y el heavy metal para dar una interesantísima vuelta de tuerca al inconfundible rock denso de inspiración intergaláctica que durante más de 40 años ha sido su santo y seña. Discos como Quark, Strangeness & Charm de 1977, PXR5 de 1979 o Levitation de 1980 (este ya sin Calvert pero con la inestimable presencia del gran Ginger Baker a los parches y el teclista de Gong Tim Blake) se cuentan entre lo mejor de su carrera y continúan siendo un enigma a descubrir para muchos fans que idolatran sus primeros discos pero se resisten a adentrarse más allá. [Un buen primer paso para introducirse en esta segunda etapa es el magnífico triple recopilatorio Spirit Of The Age: An Anthology 1976-1984, editado también por Esoteric en 2008.]

Este Coded Languages encuentra a Hawkwind presentando su decimotercer álbum, el notable Choose Your Masques, que a finales de 1982 se coló en el top 30 de ventas y les embarcó en una gira de 29 fechas a través del Reino Unido en la que el grupo telonero fue ni más ni menos que Barón Rojo. Por entonces, la formación de los Hawks incluía a Dave Brock, el guitarrista original Huw Lloyd-Langton, que tras su marcha en 1970 había regresado a la nave en 1980 y se mantendría a bordo durante casi una década, el bajista Harvey Bainbridge y el batería Martin Griffin. Esta gira también significó el inesperado regreso del inimitable saxofonista Nik Turner, uno de los miembros más emblemáticos de la banda y eterna némesis de Brock. El directo muestra al quinteto dejándose llevar en intensas lecturas de clásicos tanto de su primera etapa (“Brainstorm”, “Psychedelic Warlords”) como de la era Calvert (“Steppenwolf”) y explorando temas de factura reciente, con prácticamente la mitad del repertorio basado en Choose Your Masks. Además, cuenta con la aparición especial de su habitual colaborador el mítico escritor de ciencia ficción Michael Moorcock durante la inmortal “Sonic Attack”.

Un lanzamiento más que apetecible que hará las delicias de cualquier devoto de Hawkwind y quizá sirva para convencer al fan casual de que hay vida más allá del clásico Space Ritual. Ambas variantes debieran estar atentos a Shakin’ Street durante los próximos meses porque estamos planeando un extenso artículo que repasará la amplia y disparatada historia de estos demenciales pioneros de la psicodelia británica.

Anuncios

The Grateful Dead – Shake’s Picks 1: McArthur Court, University Of Oregon, 1/22/1978

Vol 1 Univ of Oregon 1 22 1978 derecha

Como ya venimos anunciando desde hace tiempo, 2015 marca el 50 aniversario de la formación de nuestra banda favorita, los Grateful Dead, y en Shakin’ Street hemos decidido poner en marcha nuestra propia celebración de cumpleaños. A lo largo del año y de manera mensual iremos colgando fragmentos de conciertos tomados de cualquier época de la banda. Cada fragmento, que corresponderá a un show celebrado ese mes en concreto, estará disponible a través de descarga directa e irá acompañado de un pequeño texto detallando el momento al que corresponde en la historia del grupo. Elegiremos estos 12 fragmentos de entre nuestros conciertos favoritos de toda su carrera, con la única condición de que no hayan sido editados de manera oficial. En cuanto al título, después de Dick’s Picks y Dave’s Picks parecía bastante apropiado que nuestra particular serie de “lanzamientos de archivo” de los Grateful Dead se llamara Shake’s Picks.

A continuación podéis disfrutar de la primera entrega, dedicada a un show que acaba de cumplir 37 años: el 22 de enero de 1978 en el McArthur Court del campus de la Universidad de Oregón, en la ciudad de Eugene.

Sigue leyendo

Kim Fowley, 1939-2015

Kim Fowley

Kim Fowley, uno de los personajes más excéntricos de la historia del rock and roll, falleció ayer a los 75 años tras una larga batalla contra el cáncer de vejiga.

Fowley nació en Los Ángeles en 1939 y empezó a trabajar en la industria musical con tan solo 17 años, como mánager de la banda The Sleepwalkers, que durante un tiempo incluyó a un joven Phil Spector. Desde entonces se convirtió en un personaje clave de la escena musical angelina de principios de los sesenta, produciendo éxitos como “Cherry Pie” de Skip & Flip, “Like, Long Hair” de Paul Revere & The Raiders y “Alley Oop”, que llegó al número 1 en 1960 acreditado a The Hollywood Argyres, un seudónimo tras el cual se escondían el propio Fowley y su amigo Gary Paxton. A mediados de la década Kim se trasladó durante un tiempo a Londres, donde compuso canciones con Cat Stevens, produjo el primer single de Soft Machine y promovió a bandas como The N’Betweens (una primigenia encarnación de Slade) y The Lancasters, cuyo guitarrista era un joven Ritchie Blackmore antes de formar Deep Purple. Tras su regreso a Los Ángeles, el polifacético Fowley participó en el clásico Freak Out! de Frank Zappa, produjo el álbum de regreso de Gene Vincent I’m Back And I’m Proud y compuso canciones para el primer disco de Warren Zevon, además de poner en marcha su propia carrera en solitario, editando grandes clásicos del rock underground como Outrageous, I’m Bad o International Heroes.

Una anécdota poco conocida de esta época es que Kim Fowley fue el encargado de presentar a las bandas durante el Toronto Rock And Roll Festival. El festival, celebrado el 13 de septiembre de 1969 con un variopinto cartel que incluía a artistas como The Doors, Chuck Berry, Little Richard o Alice Cooper, es célebre por la actuación sorpresa de John Lennon y su Plastic Ono Band, que sería editada ese mismo año en el directo Live Peace In Toronto. Lennon no había actuado ante un público desde la última gira de los Beatles en 1966 y esto, unido al hecho de que la banda, formada por Eric Clapton, Klaus Voorman y Alan White, nunca había ensayado junta, provocó los nervios del cantante antes de salir a escena. Durante su presentación, y con la intención de tranquilizar a Lennon, Fowley pidió al público que encendiera mecheros y cerillas para iluminar el recinto. Se trata del primer ejemplo del que se tiene constancia de esta práctica que desde entonces se convertiría en habitual durante todo tipo de actuaciones y que, con el declive de la civilización occidental, ha acabado degenerando en la horrible imagen de gente alzando monstruosos teléfonos móviles y táblets iluminados durante los conciertos.

A principios de los setenta, Kim compuso canciones junto a artistas tan variopintos como Kris Kristofferson, Alice Cooper (“Escape” de Welcome To My Nightmare), Leon Russell, Modern Lovers, Kiss (“Do You Love Me?” de Destroyer), Blue Cheer o los Byrds (varios temas de Untitled, Byrdmaniax y Farther Along, cuando su viejo amigo Skip Battin de Skip & Flip era el bajista de la banda) además de producir las grabaciones de Flash Cadillac & The Continental Kids, la banda fictícia creada para la película American Graffiti de George Lucas. En 1974 el productor puso un anuncio en un fanzine local buscando candidatas para formar un grupo de rock femenino. Fue a través de este anuncio que conoció a Joan Jett y Sandy West quienes, al amparo de Fowley y junto a Lita Ford, Cherie Currie y Jackie Foxx formarían The Runaways en 1975. Kim diseñó la imagen de la banda además de producir sus primeros discos y componer algunos de sus éxitos más recordados como “Cherry Bomb” y “American Nights” pero en 1977, cansadas de su carácter despótico y sus abusos verbales, las Runaways rompieron los lazos con su mentor.

Tras esta ruptura, Fowley siguió editando discos, produciendo y componiendo para otros artistas y cultivando su imagen de estrafalario gurú del rock and roll, un genio arrogante y excéntrico con una personalidad intratable y un desenfrenado apetito sexual, hasta nuestros días. Esta imagen queda de manifiesto en el demencial primer tomo de su autobiografía Lord Of Garbage, publicado en 2012 y que cubre sus vivencias hasta 1969. Cuatro años antes de la edición del libro, en 2008, en un sorprendente giro de los acontecimientos tras décadas de batallas legales y cruces de acusaciones en la prensa, Cherie Currie y Kim Fowley escenificaron una insólita reconciliación, y de hecho ha sido en la casa de la cantante donde el productor ha pasado sus últimos meses de vida. La propia Currie fue la encargada de anunciar al mundo que Kim Fowley, quizás el último gran lunático del rock and roll, había fallecido en la madrugada del 15 de enero de 2015.

Descanse en paz.

Phil Lesh celebra 50 años de Grateful Dead

Terrapin january

Ross James, Scott Law, Cody Dickinson, Phil Lesh, Jeff Chimenti y Stu Allen

Ya hemos entrado de lleno en 2015 y sigue sin hacerse oficial la esperada reunión de los miembros supervivientes de los Grateful Dead con motivo del 50 aniversario de la banda. Pero mientras los rumores continúan multiplicándose y los fans empiezan a impacientarse, el bajista Phil Lesh ya ha iniciado la celebración de tan señalada efeméride por su cuenta. Como ya anunciamos en Shakin’ Street, a lo largo del año Lesh va a ofrecer una serie de conciertos especiales en su sala Terrapin Crossroads con distintas alineaciones de Phil Lesh & Friends, cada uno de ellos dedicado a un año de la carrera de los Grateful Dead. Los dos primeros shows tuvieron lugar los pasados días 2 y 3 de enero, con un repertorio basado en los años 1965 y 1966 y una banda que incluía, además de a Lesh, al teclista Jeff Chimenti, el batería Cody Dickinson y tres guitarristas: Scott Law, Stu Allen y Ross James.

Sigue leyendo

Las 10 mejores reediciones de 2014

Coltrane live 1966

No engañamos a nadie si aseguramos que, pese a que en Shakin’ Street intentamos mantenernos al día de la actualidad musical, nuestro auténtico interés reside en los sonidos facturados hace décadas, en un tiempo en el que existía tal riqueza e innovación musical que aún a día de hoy sigue albergando innumerables tesoros ocultos esperando por ser descubiertos. Existen pocas cosas que nos hagan disfrutar tanto como encerrarnos en una tienda de discos dispuestos a desenterrar alguno de estos viejos botines, ya sea en forma de material de archivo de alguno de nuestros artistas favoritos o de títulos oscuros de bandas desconocidas que en su día pasaron desapercibidas y ahora, decenios después, podemos descubrir gracias a la labor de los numerosos sellos actuales que se especializan en publicar cuidadas ediciones de joyas del pasado que llevan décadas descatalogadas. Aquí tenéis una lista con diez de esas reediciones o lanzamientos de archivo que han salido al mercado a lo largo de este recién finalizado 2014 y que nos han hecho el año más llevadero. No están todos los que son pero sí son todos los que están; diez discos que han conseguido abstraernos de la realidad cotidiana para transportarnos a un pasado de vibrante esplendor musical.

Sigue leyendo

Bootleg: Gov’t Mule – Beacon Theatre, Nueva York, 31/12/2014

Mule Beacon

Un año más Gov’t Mule han celebrado la Nochevieja actuando en el Beacon Theatre de Nueva York y, como viene siendo costumbre, han dado la bienvenida a 2015 con un set especial basado en el repertorio de una de sus bandas favoritas. En esta ocasión los elegidos han sido AC/DC y para ello han contado con la ayuda de Myles Kennedy, cantante de Alter Bridge y de la banda de Slash.

En un primer momento, la elección de AC/DC podría resultar algo chocante ya que, al contrario que otros artistas que Gov’t Mule han versionado recientemente como los Doors o Jimi Hendrix, el repertorio de los australianos no da pie a las grandes jams instrumentales que son el sello de identidad de la banda. Sin embargo, basta con escuchar a Warren Haynes atacar el inconfundible riff de “Highway To Hell” tras la cuenta atrás para el año nuevo para despejar cualquier tipo de dudas. Las canciones de los hermanos Young sirven para mostrar una faceta de la Mula que a menudo se pasa por alto: que a la hora de facturar rock directo y potente, pocas bandas actuales pueden medirse a Haynes y compañía. Esto queda demostrado a lo largo de los 18 temas que forman el segundo set, desde los más habituales como “Dirty Deeds Done Dirt Cheap”, “Let There Be Rock” o “Back In Black” hasta clásicos algo más oscuros como “Beating Around The Bush” o la desgarradora “Ride On” que sin duda supone el mejor momento del concierto, ya que da pie a la banda a extenderse en una intensa jam bluesera antes de lanzarse a una monstruosa lectura de “Night Prowler”. La elección de Myles Kennedy ya es algo más cuestionable. Es cierto que su voz se asemeja más al registro agudo de Bon Scott y Brian Johnson, pero el tono cálido y profundo de Warren aporta un toque más típicamente Mule a los pocos temas que canta, lo cual en mi opinión funciona mucho mejor que los gorgoritos heavymetaloides de Kennedy, que en más de una ocasión hacen rechinar los dientes.

Probablemente no sea el experimento con mejores resultados que han hecho Gov’t Mule en los últimos tiempos (dista bastante, por ejemplo, del brillante repertorio de temas de Neil Young que se marcaron el pasado Halloween junto a Jackie Greene y que ya compartimos en su día en Shakin’ Street) pero aún así es una escucha más que recomendable. Huelga decir que el primer set es de infarto y ya por sí solo merece la descarga. A menudo nos centramos tanto en los pases especiales de versiones de la Mula que dejamos sus primeros sets de temas propios en un segundo plano, pero las interpretaciones de “Time To Confess”, “Painted Silver Light” o “Kind Of Bird” que aparecen aquí son prueba suficiente para demostrar que lo que para la mayoría de bandas sería el concierto de sus vidas para Gov’t Mule es simplemente una noche más.

Disfruten.

Mule Beacon 2

Danny Louis, Myles Kennedy, Matt Abts, Warren Haynes y Jorgen Carlsson sobre el escenario del Beacon Theatre