Top 5 – Conciertos de Fin de Año

Band Of Gypsys

Hoy recuperamos este artículo que publicamos hace exactamente un año recordando cinco míticos conciertos que tuvieron lugar la noche de fin de año. Esperamos que lo disfrutéis y que tengáis un feliz 2016.

Esta noche es Nochevieja y con ella vuelven los atracones a cenar, las fiestas con barra libre y la capa de Ramón García, aunque seguro que muchos preferirían despedir el año viendo a alguna de sus bandas favoritas ofrecer una actuación apoteósica en el mejor momento de su carrera. Aquí tenéis cinco conciertos celebrados en un 31 de diciembre por los que en Shakin’ Street no dudaríamos en renunciar a los langostinos, las uvas y el garrafón. Si algún día se inventa la máquina del tiempo que no os sorprenda encontrarnos celebrando la llegada de un nuevo año desde la primera fila de alguno de ellos.

Sigue leyendo

Anuncios

Gov’t Mule – Sco-Mule

Sco-Mule

En septiembre de 1999 el mítico guitarrista de jazz John Scofield se unió a Gov’t Mule para dos épicos conciertos en Georgia. Ambos shows fueron grabados con la intención de editar un álbum en directo pero la inesperada muerte del bajista Allen Woody en diciembre de 2000 trastocó cualquier tipo de planes. La banda consiguió sobreponerse a la trágica pérdida de Woody y seguir adelante con su carrera pero las grabaciones junto a Scofield permanecieron inéditas 15 años. Ahora, con motivo del 20 aniversario de su formación, Gov’t Mule finalmente han editado este doble álbum que recoge los mejores momentos de aquellos dos míticos conciertos y, tras escuchar el material atesorado en los surcos de este Sco-Mule, sólo podemos decir que la espera ha merecido la pena.

Sigue leyendo

Nuevos lanzamientos de archivo de Gov’t Mule

Mule

2014 ha supuesto el vigésimo aniversario de la formación de Gov’t Mule y la banda de Warren Haynes ha decidido poner fin a tan simbólico año por todo lo alto publicando una serie de suculentos conciertos tomados de distintas épocas de su carrera.

A la edición, con motivo del pasado Black Friday de Record Store Day, de la primera parte del set de versiones de los Rolling Stones que interpretaron el 31 de octubre de 2009 en Philadelphia Stoned Side Of The Mule Vol. 1, le sigue el lanzamiento de otro de sus célebres shows de Halloween, en esta ocasión el del año 2008 en el Orpheum Theatre de Boston. El triple cd + dvd Dark Side Of The Mule sale a la venta hoy 9 de diciembre e incluye el concierto completo que la banda interpretó aquella noche, formado por un primer set con temas propios y un segundo pase de más de hora y media plagado de versiones de Pink Floyd, incluyendo clásicos como “Time”, “One Of These Days” o “Shine On You Crazy Diamond”, y que contó con la participación del saxofonista Ron Holloway y de dos coristas que en su día giraron con los propios Floyd.

Más interesante aún se plantea Sco-Mule, que recoge los dos sets instrumentales en los que John Scofield se unió a la banda en septiembre de 1999 en Georgia, durante la gira de Life Before Insanity. Parece ser que la intención original era editar un disco en directo con estos conciertos, pero la inesperada muerte del bajista Allen Woody en 2000 trastocó cualquier tipo de planes e hizo que las grabaciones pasaran 15 años inéditas. Desde entonces, Warren Haynes ha vuelto a colaborar a menudo con el que fuera guitarrista de Miles Davis en proyectos como Phil Lesh & Friends, y de hecho se acaba de anunciar una gira norteamericana de Gov’t Mule junto a Scofield a partir del mes de febrero para promocionar el lanzamiento, que estará a la venta el 23 de enero.

Por último, Dub Side Of The Mule, pondrá de manifiesto la faceta reggae de la banda. Registrado durante uno de sus maratonianos conciertos de nochevieja en el Beacon Theatre de Nueva York, el cd constará del fragmento de aproximadamente una hora que los Mule dedicaron a su pasión por los sonidos jamaicanos en 2006 acompañados del mítico Toots Hibbert de Toots & The Maytals y con invitados como Gregg Allman y John Popper de Blues Traveler.

Parece ser que los fans de Gov’t Mule lo van a tener fácil para elegir sus regalos estas navidades.

Bootleg: The Allman Brothers Band – último concierto (Beacon Theatre, NY, 28-10-2014)

Allman Brothers Band In Concert - New York, NYEn la primavera de 1969, seis músicos se unieron al amparo del guitarrista de Nashville Duane Allman, que se había labrado un nombre tocando como músico de sesión en los célebres estudios Muscle Shoals de Alabama. El joven Duane no se conformaba con ser un guitarrisra de estudio más y estaba decidido a formar su propia banda con la que plasmar su visión de un sonido nuevo y revolucionario que conjugara los elementos de la música negra que había mamado al crecer en Florida: el blues, el soul y el jazz; y la frescura, la energía y la innovación del rock and roll experimental que estaba en pleno apogeo en la América de finales de los sesenta. Los músicos que eligió para acompañarle en su misión fueron los baterías Jai Johanny Johanson “Jaimoe” y Butch Trucks, el bajista Berry Oakley, el guitarrista Dickey Betts y a su hermano, el cantante y organista Gregg Allman. El nombre del grupo: The Allman Brothers Band.

El pasado 28 de octubre los Allman Brothers ofrecieron su último concierto en el Beacon Theatre de Nueva York tras haber recorrido una larga senda de 45 años marcada por la tragedia, el triunfo, la decadencia, la resurrección y, sobre todo, por la música. Hace mucho que Duane Allman ya no está junto a sus hermanos, pero su espíritu sin duda estuvo presente esa noche en la que la banda puso punto y final a más de cuatro décadas grabadas a fuego en la historia del rock and roll con un concierto majestuoso.

Sigue leyendo

Marc Ford en El Sol: crónica y entrevista exclusiva

Marc Elijah 2

Tendría unos 15 años cuando ví aquel vídeo por primera vez y aún recuerdo el impacto que me causó. La banda sale a escena y se dispone a acribillar al público con un repertorio compuesto por lo mejor de sus dos primeros discos, pero lo que más me impresionó entonces no fue tanto el sonido del grupo, con el que ya estaba familiarizado, como su imagen. Esas ropas que parecían recuperadas del armario de los Humble Pie en el ‘71, esa seguridad absoluta bordeando la chulería que en ningún momento parecía impostada ni llegaba a caer en la altanería y, en definitiva, ese saber hacer que denota haber nacido para estar sobre un escenario que había venerado al contemplar embobado una y otra vez a Led Zeppelin reinando en el Madison Square Garden en The Song Remains The Same o a los Stones del ‘72 quemando América en la por entonces inencontrable Ladies and Gentlemen The Rolling Stones, de la que conseguí una copia pirata en un mercadillo de Londres.

La principal diferencia es que entre esos dos conciertos y este pasaban veinte años, un tiempo durante el que la grandeza del rock clásico de los setenta había sido dada por muerta y enterrada. Y sin embargo aquí había una banda que recuperaba todo lo mejor de aquella época, seis tipos que parecían haber aterrizado en el escenario en una máquina del tiempo procedente de 1973 para traer toda esa clase y ese esplendor de vuelta. Y de entre todos ellos el que más me llamó la atención no fue el espigado y narigudo cantante cubierto de fulares, ni el guitarrista de pantalones a rayas y camiseta de Aerosmith que apenas parecía tener la mayoría de edad, o el bajista con su pinta de elegante matón de barrio, sino el sobrio guitarrista con patillas de proporciones Neil Young-escas y un cigarro perpetuamente soldado a los labios que sacaba magia de su Les Paul en cada tema.

Esa banda eran los Black Crowes, el vídeo correspondía a su actuación en la sala Zeleste de Barcelona en 1992 y el guitarrista de la Les Paul y el cigarro no era otro que Marc Ford.

Sigue leyendo