Bootleg: The Allman Brothers Band – último concierto (Beacon Theatre, NY, 28-10-2014)

Allman Brothers Band In Concert - New York, NYEn la primavera de 1969, seis músicos se unieron al amparo del guitarrista de Nashville Duane Allman, que se había labrado un nombre tocando como músico de sesión en los célebres estudios Muscle Shoals de Alabama. El joven Duane no se conformaba con ser un guitarrisra de estudio más y estaba decidido a formar su propia banda con la que plasmar su visión de un sonido nuevo y revolucionario que conjugara los elementos de la música negra que había mamado al crecer en Florida: el blues, el soul y el jazz; y la frescura, la energía y la innovación del rock and roll experimental que estaba en pleno apogeo en la América de finales de los sesenta. Los músicos que eligió para acompañarle en su misión fueron los baterías Jai Johanny Johanson “Jaimoe” y Butch Trucks, el bajista Berry Oakley, el guitarrista Dickey Betts y a su hermano, el cantante y organista Gregg Allman. El nombre del grupo: The Allman Brothers Band.

El pasado 28 de octubre los Allman Brothers ofrecieron su último concierto en el Beacon Theatre de Nueva York tras haber recorrido una larga senda de 45 años marcada por la tragedia, el triunfo, la decadencia, la resurrección y, sobre todo, por la música. Hace mucho que Duane Allman ya no está junto a sus hermanos, pero su espíritu sin duda estuvo presente esa noche en la que la banda puso punto y final a más de cuatro décadas grabadas a fuego en la historia del rock and roll con un concierto majestuoso.

A principios de 2014 Warren Haynes y Derek Trucks emitieron un comunicado en el que anunciaban que abandonarían los Allman Brothers cuando terminase el año. Los guitarristas daban las gracias a sus compañeros y a sus seguidores por todo el cariño que habían recibido y las experiencias que habían vivido durante sus años en la banda pero aseguraban querer dedicarse plenamente a sus propios proyectos, Haynes con Gov’t Mule y Trucks con la Tedeschi Trucks Band junto a su esposa, la cantante Susan Tedeschi. Esto, unido al cansancio y los problemas de salud de los miembros fundadores Gregg Allman, Jaimoe y Butch Trucks, llevó a los Allman a anunciar que 2014 marcaría, además de su 45 aniversario, el final de su carrera.

Resulta loable que la banda decidiera poner punto y final a su historia cuando aún se encontraban en un gran estado de forma en lugar de reclutar a dos guitarristas a sueldo para acabar arrastrando su nombre por los escenarios como algunos de sus contemporáneos. No somos pocos los fans que consideramos que la formación con Haynes y Trucks es la mejor desde la banda original con Duane Allman y Berry Oakley (en mi opinión supera incluso a la de mediados de los setenta con Chuck Leavell y Lamar Williams y la de principios de los noventa con Haynes, Dickey Betts y Allen Woody) y no tenía sentido que el grupo siguiera adelante sin dos músicos que han sido los pilares básicos de la renovación del sonido Allman durante los últimos 15 años.

Allman Brothers Band In Concert - New York, NY

Derek Trucks y Warren Haynes durante el concierto final de la banda

Warren Haynes se unió al grupo para la gira de 20 aniversario en 1989 procedente de la banda de Dickey Betts, aunque el propio guitarrista ha afirmado que en aquel momento no pensó que su periplo en los Allman fuera a durar demasiado. Tras su separación en 1976, los de Georgia se habían reunido en 1979 para grabar Enlightened Rogues, un disco aceptable que sin embargo fue seguido de dos entregas cuanto menos mediocres (Reach for the Sky y Brothers of the Road) y una serie de giras marcadas por la polémica debido a las adicciones y las malas relaciones entre los miembros del grupo, que precipitaron una segunda separación en 1982. Nada hacía pronosticar, por tanto, que tras siete años de inactividad, la gira de 1989 marcaría un nuevo comienzo para los Allman Brothers. Pero así fue: Haynes, el bajista Allen Woody y el percusionista Marc Quiñones trajeron energías renovadas a la banda, que recuperó la esencia de sus primeros años con intensos conciertos plagados de ardiente blues rock de corte sureño y monolíticas jams de guitarra, y junto a los miembros originales Gregg Allman, Dickey Betts, Jaimoe y Butch Trucks registraron una serie de notables discos a principios de los noventa (Seven Turns, Shades of Two Worlds y Where It All Begins) que devolvieron a los Allman el estatus que merecían como uno de los grandes nombres del rock americano.

No obstante, la célebre tensión entre Gregg Allman y Dickey Betts seguía a flor de piel, lo que motivó la marcha de Haynes y Woody en 1996, cansados de las constantes discusiones entre los dos líderes y decididos a concentrarse en su proyecto paralelo, el trío Gov’t Mule, y finalmente la expulsión de Dickey en 2000. Ese mismo año, la prematura muerte de Allen Woody precipitó un acercamiento entre Haynes y los Allman, y el guitarrista finalmente volvió a la banda en 2001. Durante su ausencia, el grupo había incorporado al bajista Oteil Brubridge y, tras probar suerte con una larga sucesión de guitarristas, finalmente se había decantado por el sobrino del batería Butch Trucks, un joven prodigio de la guitarra llamado Derek Trucks que, con tan solo 19 años, ya había tocado con gente como Bob Dylan, Buddy Guy o Stephen Stills. La impresionante técnica de slide de Trucks, que él mismo ha asegurado que está influida a partes iguales por la guitarra de Duane Allman y el saxofón de John Coltrane, ha llevado al propio Gregg Allman a declarar en más de una ocasión que no duda que parte del espíritu de su hermano Duane se reencarnó en el joven Derek, que aún ni había nacido cuando un trágico accidente de moto le arrebató la vida al mayor de los Allman el 29 de octubre de 1971.

El dúo guitarrístico formado por Haynes y Trucks no tardó en dar muestras de su infinito potencial, y cuando la banda entró al estudio a principios de 2002, pese a que muchos fans se echaron las manos a la cabeza ante la perspectiva de un disco de los Allman Brothers sin Dickey Betts, el resultado fue el que es probablemente su mejor LP de estudio desde el clásico Brothers and Sisters de 1973, Hittin’ The Note, un álbum plagado de magníficas canciones e interpretaciones brillantes.

Gregg

Gregg Allman

Los nuevos Allman Brothers cimentaron su reputación sobre las tablas durante sus célebres residencias en el Beacon Theatre. Desde principios de los noventa, la banda había hecho del teatro neoyorquino su hogar durante cada mes de marzo, ofreciendo una serie de conciertos con numerosos invitados y sorpresas que suponían el mayor acontecimiento del año para sus fans. Con Haynes y Trucks, los Allman dieron algunos conciertos en el Beacon que han pasado a formar parte de su leyenda a la altura de sus shows en el Fillmore East a principios de los setenta, como las dos noches que Eric Clapton se unió a ellos en 2009 para interpretar por primera vez algunas de las canciones que había grabado junto a Duane Allman en el clásico Layla & Other Assorted Love Songs de Derek & The Dominos en 1971, o la ocasión en que Phil Lesh, David Crosby y Graham Nash se subieron al escenario para un set cargado de clásicos de CSNY y los Grateful Dead en 2011.

En sus conciertos en el Beacon, los Allman recuperaban viejos temas con nuevos arreglos, sorprendían con versiones de todo tipo de artistas, desde Otis Redding hasta Jimi Hendrix, Van Morrison o The Band, y exhibían una compenetración cuasi-telepática que les guiaba a través de catárticas jams instrumentales que les devolvían a la esencia de sus primeros tiempos. En los últimos años, la banda incluso introdujo una serie de composiciones nuevas que despertaron las esperanzas de muchos de cara a una posible continuación de Hittin’ The Note. Pero el comunicado de Haynes y Trucks a principios de 2014 truncó cualquier tipo de expectativas de futuro: la residencia en el Beacon de marzo de 2014 sería la última de su carrera. No obstante, los cuatro últimos conciertos tuvieron que ser cancelados por problemas de salud de Gregg, lo que motivó que la banda contratara seis nuevos shows en el Beacon en octubre que, esta vez sí, supondrían el adiós definitivo de los Allman Brothers.

Para sus últimos conciertos, los miembros de la banda decidieron no contar con ningún invitado especial ni introducir temas nuevos o versiones como venía siendo costumbre en sus aclamadas “Beacon Runs”, optando por salir al escenario ellos solos dispuestos a rememorar las docenas de clásicos que les convirtieron en leyenda a lo largo de su dilatada trayectoria. Una excepción muy simbólica fue la interpretación del clásico himno espiritual “Will the Circle Be Unbroken?”, que introdujeron durante tres de las seis noches como parte de una de sus grandes jams instrumentales a partir de “Whippin’ Post”, “Les Brers In A Minor” y “Mountain Jam”. También rompieron la regla el 25 de octubre cuando, en medio de “In Memory of Elizabeth Reed” se lanzaron a una espontánea lectura del clásico “Politician” de Cream a modo de homenaje al fallecido Jack Bruce. En varios momentos a los largo de los seis conciertos, Derek Trucks tocó la mítica Gibson Les Paul goldtop de Duane Allman, con la que el guitarrista grabó los dos primeros álbumes de la banda además de sus aportaciones en Layla.

DPP_2228

Jaimoe, Derek Trucks, Butch Trucks, Gregg Allman, Warren Haynes, Oteil Burbridge y Marc Quiñones saludan al final del concierto

Para el último concierto, el 28 de octubre, los Allman decidieron despedirse por todo lo alto, ofreciendo un mastodóntico repertorio de tres sets a lo largo de casi cuatro horas. La banda abrió la noche con un pequeño fragmento de la instrumental de Duane “Little Martha”, que se fundió con un breve “Mountain Jam” cuyas últimas notas dieron paso a la clásica dupla “Don’t Want You No More > It’s Not My Cross To Bear” que abría su primer LP. Otros puntos álgidos del primer set incluyeron apoteósicas lecturas de “Hot ‘Lanta”, la brillante “The High Cost of Low Living” de Hittin’ The Note y un “You Don’t Love Me” que, al igual que la icónica versión del 26 de agosto de 1971 en la que Duane homenajeó a su amigo King Curtis, que había muerto unos días antes, incluyó un fragmento del “Soul Serenade” del saxofonista.

El segundo set dio comienzo con el clásico “Statesboro Blues” e incluyó abrasivas y extensas versiones de “Black Hearted Woman”, “The Sky Is Crying” y “Dreams” antes de concluir con una magnífica jam de casi 30 minutos a partir de la inmortal “In Memory of Elizabeth Reed” de Dickey Betts. La banda regresó al escenario por tercera vez con una sentida interpretación de la melancólica “Melissa” que fue seguida de “Revival”, “Southbound” y un extenso “Mountain Jam” que incluyó “Will the Circle Be Unbroken?” Y aún había más: ante el clamor del público los Allman volvieron a salir a las tablas para una apoteósica “Whippin’ Post” y finalmente pusieron punto y final a 45 años de historia con “Trouble No More”, la canción de Muddy Waters que Duane y Gregg Allman, Berry Oakley, Dickey Betts, Jaimoe y Butch Trucks interpretaron juntos por primera vez un lejano 26 de marzo de 1969 en Jacksonville Florida, dando inicio a uno de los episodios más brillantes de la historia del rock and roll.

Es triste pensar que los Allman Brothers ya no están ahí y que el próximo mes de marzo no nos deleitaran con nuevas sorpresas en sus conciertos en el Beacon, pero al menos nos queda este último testamento para recordar a una banda que en 2014 seguía sonando igual de emocionante e innovadora que en 1969.

Disfruten.

Pic 2

Setlist del último concierto de los Allman Brothers

2 pensamientos en “Bootleg: The Allman Brothers Band – último concierto (Beacon Theatre, NY, 28-10-2014)

  1. es la mejor banda junto con los stone que han conservado el estilo. Lástima de su separación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s