Estación Terrapin: Especial Ned Lagin

Ned

La semana pasada me acerqué al refugio de mi buen amigo Óscar Ruiz, santo patrón de los deadheads españoles, en los pinares del Bajo Alberche para grabar una edición conjunta de Estación Terrapin, el podcast semanal dedicado a los Grateful Dead que lleva dirigiendo desde hace ya siete años y que se retransmite a través de la emisora de Nueva Jersey Homegrown Radio.

Para la ocasión preparé un programa especial dedicado a la figura de Ned Lagin, un joven pianista que colaboró con los Dead de manera asidua a principios de la década de los setenta. Sin lugar a dudas el fruto más conocido de esta colaboración es “Seastones”, la improvisación electrónica con la que Ned y el bajista Phil Lesh “deleitaban” al público en el descanso entre sets de los conciertos de los Grateful Dead en 1974 y que acabó dando lugar a un LP de estudio al año siguiente, pero Lagin también apareció a menudo como teclista invitado en shows de la banda entre 1970 y 1975.

A lo largo de dos horas, Óscar y yo pinchamos algunas de estas jams y charlamos distendidamente acerca de esta fascinante relación creativa que a menudo se deja en un segundo plano al hablar de la época de mayor esplendor de los Dead pero que sin embargo dio como fruto algunos de los episodios más vanguardistas y experimentales del largo y extraño viaje de la banda.

Podéis escuchar el podcast (así como las más de 200 ediciones anteriores) en la web del programa.

Esperemos que este sea el principio de una larga y próspera colaboración entre Estación TerrapinShakin’ Street. De momento ya estamos preparando un segundo programa para el mes que viene. Seguiremos informando.

Fare Thee Well Santa Clara

Rainbow

Por fin llegó el día. Tras meses de espera, nervios y especulación la madrugada del domingo nos reunimos en torno a un proyector para ver cómo los cuatro miembros supervivientes de los Grateful Dead volvían a subirse juntos a un escenario para el primero de una serie de cinco conciertos con los que aparentemente pondrán el punto y final definitivo a ese extraño viaje en el que llevan embarcados medio siglo.

Poco importaban los más de nueve mil kilómetros que nos separaban de Santa Clara y las nueve horas de diferencia horaria entre España y California. Cuando Phil Lesh, Bob Weir, Bill Kreutzmann y Mickey Hart aparecieron en la pantalla cerca de las cuatro y media de la mañana acompañados de Trey Anastasio, Bruce Hornsby y Jeff Chimenti automáticamente nos convertimos en otro más de los aproximadamente 80.000 deadheads que abarrotaban el Levi’s Stadium a unas soleadas siete de la tarde.

Sigue leyendo