The Grateful Dead – Shake’s Picks 15: 3/3/1968, Haight Street, San Francisco, CA

Portada

Este mes se ha anunciado la publicación de un nuevo box set de los Grateful Dead que reúne cinco conciertos del mes de julio de 1978, entre ellos la célebre primera visita de la banda al Red Rocks Amphitheatre de Morrison, Colorado. Pese a no ser mi época favorita lo cierto es que este July 1978: The Complete Recordings tiene una pinta estupenda, pero una vez más nos vuelve a dejar con las ganas de la famosa caja con varios shows de principios de 1968 que lleva rumoreándose desde hace tiempo. A modo de consuelo, en el Shake’s Picks de este mes nos trasladamos a ese emblemático año cumbre del sonido Primal Dead para visitar uno de los conciertos más legendarios de toda la historia de la banda: el del 3 de marzo de 1968 en la calle Haight de San Francisco.

Sigue leyendo

The Grateful Dead – Shake’s Picks 9: Holleder Memorial Stadium, Rochester, New York, 9/1/1979

Front Right

Bienvenidos a la novena entrega de Shake’s Picks. En el anterior volumen compartimos una excelsa versión de “Dark Star” registrada el 3 de agosto de 1969 en el Family Dog de San Francisco y este mes vamos a viajar 10 años adelante en el tiempo para visitar un tiempo que a menudo se pasa por alto al hablar de las mejores épocas de los Grateful Dead pero que sin embargo atesora innumerables conciertos brillantes. Abrochaos los cinturones porque estamos a punto de aterrizar en el Holleder Memorial Stadium de Rochester el 1 de septiembre de 1979 para escuchar una de las mejores versiones de “Scarlet Begonias > Fire On The Mountain” que oiréis jamás.

Sigue leyendo

The Grateful Dead – Shake’s Picks 6: Paramount Theatre, Portland, Oregon, 6/3/1976

Portada izq

Bienvenidos a la sexta entrega de Shake’s Picks. Si en los dos volúmenes anteriores ahondamos en la época más jazzística y expansiva de los Grateful Dead, acompañando a la banda en sendas exploraciones sónicas por los confines más estruendosos de los años 1973 y 1974, este mes cambiamos completamente de tercio para enfatizar una faceta bien distinta de su sonido. Para ello nos vamos a zambullir de lleno en un año que raramente suele mencionarse entre los mejores de su carrera (quizá ensombrecido por la grandeza y popularidad del siguiente) pero que sin embargo guarda incontables tesoros a la espera de quienes se decidan a indagar en sus profundidades. Hablamos de 1976.

Sigue leyendo