Bootleg: Queen – Hyde Park, Londres, 18/9/1976

Taylor Mercury

Hoy se cumplen 45 años de la prematura muerte de Jimi Hendrix. Justo seis años después del trágico suceso, el 18 de septiembre de 1976, Queen organizaron un multitudinario concierto gratuito en el londinense Hyde Park para honrar la memoria del que fue uno de sus grandes ídolos. Entre 150.000 y 200.000 personas acudieron al llamamiento de Freddie Mercury de celebrar “un picnic frente al Serpentine” (una conocida galería de arte situada en el mismo parque) y pudieron presenciar el que, a día de hoy, sigue considerándose uno de los conciertos más míticos de la carrera del cuarteto.

Sigue leyendo

The Grateful Dead – Shake’s Picks 6: Paramount Theatre, Portland, Oregon, 6/3/1976

Portada izq

Bienvenidos a la sexta entrega de Shake’s Picks. Si en los dos volúmenes anteriores ahondamos en la época más jazzística y expansiva de los Grateful Dead, acompañando a la banda en sendas exploraciones sónicas por los confines más estruendosos de los años 1973 y 1974, este mes cambiamos completamente de tercio para enfatizar una faceta bien distinta de su sonido. Para ello nos vamos a zambullir de lleno en un año que raramente suele mencionarse entre los mejores de su carrera (quizá ensombrecido por la grandeza y popularidad del siguiente) pero que sin embargo guarda incontables tesoros a la espera de quienes se decidan a indagar en sus profundidades. Hablamos de 1976.

Sigue leyendo

Bootleg: Neil Young & Crazy Horse – Nagoya, Japón, 3/3/1976

Neil Nagoya

Esta semana se cumplen 39 años de la célebre gira japonesa de 1976 de Neil Young & Crazy Horse. Estos ocho conciertos supusieron el gran estreno de la segunda formación de la banda, con Frank “Poncho” Sampedro sustituyendo al malogrado guitarrista Danny Whitten, que había fallecido en 1972. El bajista de Crazy Horse Billy Talbot había conocido a Poncho en 1974 y le había invitado a una serie de jam sessions en su casa junto al batería Ralph Molina. Animados por el resultado de estas sesiones, Talbot y Molina decidieron llamar a su viejo compinche Neil para que se acercara a tocar con ellos a principios del año siguiente. En estos distendidos ensayos en el garaje de Talbot, Young encontró el consuelo que llevaba buscando tras la muerte de Whitten y que no había conseguido encontrar en la agitada gira de reunión de Crosby, Stills, Nash & Young del año anterior. Improvisando junto a la nueva formación de Crazy Horse el canadiense redescubrió la diversión, la energía y la pasión que le habían empujado a conducir las 2000 millas que separan Toronto de Los Ángeles 9 años atrás para cumplir su sueño de dedicarse a la música.

Sigue leyendo

Bootleg: The Grateful Dead – Orpheum Theatre, San Francisco, 18/07/1976

Grateful Dead Orpheum 18 7 1976

Uno de nuestros blogs musicales de cabecera, Doom & Gloom from the Tomb, se encuentra en plena celebración de su maratón veraniego anual “Summer of Dead”, en el que firmas de todas partes del mundo contribuyen textos acerca de los Grateful Dead y donde participan desde nombres conocidos como el guitarrista Chris Forsyth hasta deadheads anónimos.

El artículo de esta semana viene firmado por un servidor y está dedicado al concierto que la banda ofreció el 18 de julio de 1976, la última de seis noches consecutivas en el Orpheum Theatre de San Francisco. Tras tomarse un descanso a finales de 1974 que les alejaría de la carretera durante 20 meses, la residencia en el Orpheum marcó el regreso de los renovados Dead a su ciudad de origen. Con el batería Mickey Hart de vuelta en la fomación, el “nuevo” sonido de la banda, menos apabullante y más sutil, culminaría en 1977, que a día de hoy sigue siendo uno de los años más valorados de toda su carrera. Pero pese a estar permanentemente oscurecido por su célebre vecino, 1976 tiene unas características únicas que lo convierten en uno de mis períodos favoritos de los Grateful Dead en directo, y este concierto es un buen ejemplo de la sosegada energía y la imprevisible belleza que la banda era capaz de desarrollar sobre el escenario ese año. El segundo set, especialmente, muestra a todos los miembros de la banda en plena efervescencia creativa, con un Jerry García desatado que lidera a sus compañeros para tejer una kaleidoscópica red psicodélica que les lleva a través de clásicos como “Let it Grow”, “Wharf Rat”, “St. Stephen” o “Stella Blue”. Un impresionante viaje de más de una hora y media de música sin interrupciones en el que los Grateful Dead despliegan su amplia paleta de magia improvisativa.

Podéis leer mi artículo y escuchar el concierto completo en streaming haciendo click en el siguiente  link a Doom & Gloom from the Tomb: